La Importancia del Perdón

Sabemos que no somos perfectos, que podemos cometer fallos, no ya solamente los fallos de una decisión mal tomada, sino incluso los fallos o traiciones del subconsciente. Pero como sabemos esto de nosotros mismos, debiéramos adquirir la cordura de ser responsables de nuestros actos y sus consecuencias.

No podemos escudarnos en la precariedad de nuestro balance emocional y mental, ni justificarnos de modo exagerado para salvar nuestro honor o nuestra dignidad o cualquier otro sentimiento presuntamente salvable; a mi juicio, es peor, puesto que la justificación exagerada hace que perdamos honor y dignidad.

A veces no basta con pedir perdón o disculpas, aunque éstas salgan del más profundo de nuestro arrepentimiento. Aunque hayamos admitido nuestro error, y con plena conciencia hayamos pedimos disculpas, la mayor de las veces no basta, ni para el ofendido ni para el que ofendió. El ofendido necesita una satisfacción, y dependiendo de la ofensa o del carácter del ofendido, será de un grado mayor o menor.

Debiera bastar que tras la sinceridad más absoluta se concediera la gracia del perdón, y espiritualmente hablando debiera ser así. Muchas veces llega el perdón por parte del ofendido antes que el perdón a nosotros mismos, y esto también es un acto espiritual. La oración de Jesús, el Padrenuestro, es un claro ejemplo de lo que debemos hacer: “Perdona nuestras ofensas, como así nosotros perdonamos a quien nos ofende”. Está claro que ante la perfección de Dios siempre estamos en error y que por lo tanto en ofensa constante, y que así como queremos ser perdonados, tanto por el Padre como por el prójimo, debiéramos perdonarnos a nosotros mismos. El orden del perdón no sé como debe ocurrir, pero teniendo en cuenta la infinita misericordia del Padre, que nos perdonará, deberemos buscar, después del Padre, el perdón del prójimo, y después a nosotros mismos. ¿Puedo perdonarme a mí mismo si no soy perdonado por el prójimo? Sí, claro que sí, después de imponernos penitencia a nosotros mismos y compensación del error.

Si todos tuviéramos suficiente humildad y reconociéramos nuestra debilidades, nos resultaría más fácil perdonar y ser perdonados, porque no tendríamos tanta obstinación, soberbia, ni orgullo.

El perdón es necesario, porque si no hay perdón cargaremos con un lastre que nos hará imposible el caminar y la evolución, seremos esclavos de nuestros actos. En la filosofía oriental a esto se le llama Karma, la cual nos encadena a satisfacer nuestros errores y ofensas, a recoger, en suma, todo aquello que hemos sembrado, ya sea en esta vida o en venideras. El Karma en occidente debiera entenderse como aquellos que es realmente: pagarás lo que debas. Y no es que el destino o la providencia se cargan de venganza, no es una venganza, es una justa y exacta recompensa por nuestros actos, una especie de causa y efecto, lejos de toda amenaza de infierno o promesa de cielo. Nosotros, con nuestros actos, somos nuestros jueces, no hay nadie quien nos juzga, nosotros mismos sí. Pero este karma es cambiable, basta conque se cambien las cosas. Las cosas se cambian con el perdón, con el cambio de mentalidad, con la conversión de nuestro corazón; es cuando actuando de un modo correcto se corrigen las cosas y el karma queda cambiado, porque “lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y lo que desatéis en la cielo quedará desatado en la tierra”.

En cuanto a la penitencia, nosotros mismos debemos imponérnosla, y debe ser acorde y proporcional a la culpa, siempre y cuando no genere más atadura. No hay mayor penitencia que un corazón contricto y humillado, lo que delataría consciencia del acto cometido y arrepentimiento consecuentemente, de un modo sincero, con la clara y recta intención de no volver a errar y de enmendarlo.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Espiritualidad, Reflexiones, Religión, Sociedad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Importancia del Perdón

  1. anelaisi dijo:

    Me parece sencillamente maravilloso ,muy profundo y muy sincero,hay que sentirlo a fondo y ser humilde para expresar y poner a la conclusion que ha llegado sobre el perdon ,pienso igual y ,no es facil llegar a hacelo y decirlo ,lo felicito.Bendiciones…

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s