El Vínculo

El vínculo es el lazo que nos une, une parte y parte, sus nudos pueden ser fuertes o flojos, pueden incluso haber varios lazos. Los vínculos pueden ser tan fuerte que nada los puede destruir y tan flojos que cualquier brisa insignificante la desata.

Existen muchos tipos de vínculos o lazos o uniones: familiares, amorosas, sanguíneas, de trabajo, de afición, espirituales, etc. Son estos tipos y sus clases los que determinan los tipos de amistad, los tipos de cariños, los tipos de amores, y determinan lo que sucederá cuando se rompan o lo que acontecerá cuando se establezcan. Ejemplo podría dar muchos. Supongamos que tenemos un compañero de trabajo con el que nos llevamos muy bien, con el que tenemos una buena relación, con el que hemos contraído una bella amistad; supongamos que ese compañero deje de trabajar en la misma empresa, es decir, con nosotros, y que la relación se rompe definitivamente. ¿Por qué? Pues porque el vinculo que los unía es el lazo del trabajo, este era el lazo fuerte, después de roto este lazo, cualquier otro, que son más débiles e incluso inexistentes desaparecen. Imaginemos que ese compañero deja de trabajar, pero antes hemos entablado una amistad grande con él, al margen del trabajo, pues que seguirá la relación, puesto que el vínculo de la amistad es más fuerte que el lazo del trabajo. Así, con ejemplos como este podría seguir hasta la saciedad.

Estudiad esto de los vínculos, observad cuál es vuestro vínculo con la gente que tratáis, os llevaréis sorpresas.

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones, Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s