Reflexiones Cabalísticas XVII

¿Y la verdad?La contestación de Jesús a Pilatos fue el silencio. En cierto modo, a través del silencio hallamos esa verdad. Cuando hablamos no oímos, cuando nos callamos oímos a Dios; es cuestión de saber escuchar, y la escucha es través del silencio; no por que Dios se comunique a través del mismo, Él siempre se está comunicando, es que cuando estamos en el silencio es cuando escuchamos la Verdad. Jesús también contesta en otra parte de los evangelios: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”. Quizás a ello haya que añadirle: “Y yo, y tú, y aquel…”.

Si queremos hallar la verdad a través del conocimiento hallaremos datos, esos datos pueden hacernos hermosas personas, habremos obtenido sabiduría, pero la verdad, la verdad definitiva, la verdad suprema, la VERDAD en mayúsculas, ¿dónde?, ¿cuándo?

En la cábala podemos tener datos, esos datos me indican que la VERDAD es el EIN SOF, la Fuente Infinita, y que a través de las Sefirot y los Olamot (Mundos Paralelos): Atzilut, Beriya, Yetzira y Assiya, encontramos datos sobre esa VERDAD. Usemos las cábala, el hermetismo, la teosofía, la religión, el tarot, la astrología, la física, etc. la conclusión para mis pocas luces es la misma: estamos inmersos en esa VERDAD, pera la Fuente de la misma es incognoscible en su totalidad.

En definitiva: definir la VERDAD como nuestra pequeña verdad, fruto de nuestras creencias, es limitar, muy mucho, la esencia de su definición. Lo mejor es mirar con humildad y reconocer nuestra pequeñez, y nuestras grandes aspiraciones, también.

 

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Cábala, Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s