Corrupción

¿Qué se salva en el mundo? Es tal la corrupción que casi me ahogo al pensar en ella. En todos los niveles, de diversas formas, en todos los lugares, en cualquier sitio, presente siempre. La corrupción se apoya en la mentira para subsistir, en pequeñas y en grandes mentiras. En ocasiones las pequeñas mentiras son conocidas, casi siempre permanece replicándose a sí misma; pero las grandes mentiras no son captadas, ni sospechadas, ni creídas si son reveladas, porque son tan enormes que parecen increíble.

Corrupción, y más corrupción. Maldad, y más maldad. Mentiras, y más mentiras. Este es el mundo en el que vivimos, este es nuestro día a día, estos somos nosotros.

Unos pocos gobiernan el mundo, gente poderosa, rica, dueña de casi todo, sumos sacerdotes del dinero, del dios dinero, y éstos mandan sobre gobiernos, sobre industrias, sobre economías, sobre la gente, sobre tí y sobre mí.

Duele la cabeza al pensar todos los tejemanejes y trajines que se traen estos hierofantes del nuevo orden mundial. Y todo produce malestar sin mesura, sufrimiento a las naciones, a las gentes.

Somos esclavos, pero creyendo que somos libres, esclavos y bobos. Por un lado el sistema macroeconómico y microeconómico nos esclaviza de por vida, robando el tiempo que tenemos para pensar libremente; por otro lado nos controla el tiempo libre con entretenimientos y lavados de cerebro medíaticos, haciéndonos incapaces de razonar. Atrapados, y esclavos, atrapados, y tal vez sin salida, tal vez, quizás sólo tal vez.

No podemos rendirnos, hemos de luchar por nuestra libertad.

 

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Economía, Reflexiones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s