Un gran secreto

Lo que voy a contar no es nada fácil de comprender, de asimilar, pero creo en ello firmemente, si acaso mantego al duda razonable que mantengo en todo, sobre todo en detalles y en opciones, pero fundamentalmente, es decir, en los cimientos de la idea, creo con el corazón y con la cabeza.

Todos, raro el que no, conoce que el mundo pertenece a unas pocas personas, grandes apellidos, grandes fortunas, de la banca y de la industria, en grandes marcas internacionales. Objetivamente, las fortunas de los cientos de personas que todo el mundo conoce, es casí la fortuna del globo terraqueo, cosa en sí, ya preocupante. Lo que aún es más preocupante, aunque tal vez más desconocido, es el tremendo poder que estas empresas tienen en el mundo. En otros post he hablado del poder que tienen y como lo manejan. “Objetivamente no se puede demostrar muchas de las teorías conspiranóicas, si fuera a juicio, se perdería, pero eso no quita para que todo el mundo sepa que lo hizo, porque las pruebas indican que la conspiración es real, pero no son pruebas definitivas para condenar al acusado”. Tal poder incide en los gobiernos, a través de la financiación de partidos políticos y candidatos que después llegan al gobierno, a través de las instituciones financieras, tanto públicas como privadas, nacionales como internacionales, etc. Son los responsables, estos apellidos, de la organización de sistemas políticos, sistemas económicos, leyes diversas, cartas magnas, sistemas sociales, de los medios de comunicación, etc. Ellos dictan cuando se va a la guerra y contra quien, que debe usted consumir y cuando, deciden quien va a gobernar, aunque usted crea estar en una democracia, lo deciden todo. Consabido es también, que estos señores se reunen en ciertos círculos un tanto discretos, aunque no secretos, como la Comisión Trilateral, el Club Bilderberg, la CFR, otros club o grupos menos importantes, aunque igual de decisivos. Tambien se sospecha, bueno, en realidad es un secreto a voces, que muchos de ellos, o quizás todos los poderosos de este planeta, pertenen a sociedades secretas o discretas, tales como los Skull and Bones, ciertas logias masónicas, los Illuminati, etc. En ciertos círculos (que tratan sobre conspiraciones) se hace mucho hincapié en la pertenencia de las grandes familias adineradas y poderosas del mundo a los Illuminati.

Tras esta reflexión o puesta en escena de los actores y del escenerio cabe hacerse varias preguntas, ya que tenemos claro quienes son estos poderosos y qué es lo que están haciendo, y por regla de tres se sospecha qué van a conseguir, ¿por qué? Esta es la pregunta esencial, contestarla es recorrer casi todo el camino en el conocimiento de esta realidad. El dinero y el poder es un medio para ellos, no un fin, por lo que no creo que lo hagan para conseguir más dinero y más poder, si acaso sería la contestación de ¿a través de qué? y ¿para qué? No es lo mismo el ¿por qué? que el ¿para qué? Pongamos un ejemplo, una carrera: ¿Para qué corro? Para ganar ¿Por qué? Para sentirme bien conmigo mismo o para presumir en el bar. Los porqués siempre son más profundos que los paraqués, describen mejor el motivo de la acción, el paraqué describe mejor el fin de la acción. El para qué de estos señores está claro: dominar el mundo. ¿Por qué? Eso es lo que hay que contestar. Antes haré un rodeo.

Hablemos de energía, pero no de las físicas, sino espirituales. Todos tenemos y desprendemos energías vitales, emocionales, mentales, etc. En realidad es la misma energía que vibra en diferentes frecuencias o intensidad, unas más densas y otras más sutiles, pero la energía que portamos y desprendemos es la misma. Sobre estas energías, llamadas de diferentes modos en otros estamentos y en otras culturas, se ha escrito mucho y variado. Se les relaciona con el poder de la oración, con al ley de atracción (hay un vídeo en esta web), con los campos morfogenéticos, con poderes paranormales tales como la telepatía y la telekinesia, etc. Todos desprendemos esa energía, también tomamos energía. Dependiendo si sentimos miedo, dolor, odio, amor, etc. esas energías serán de un modo u otro. Esas energías, del mismo modo se unen con otras energías de la misma intensidad, formando, lo que yo llamo, nubes de energía, así que un sentimiento de dolor se une a otro sentimiento de dolor, etc. Dado en el mundo que vivimos y en la situación que estamos, las energías de sufrimientos, de odio, los negativos en resumen, sobrepasan con creces a los positivos. No obstante, las energías que desprendemos de dolor, por ejemplo, hace que captemos la nube de dolor, y sintamos más dolor, por lo que desprendemos más dolor, mientras más fácil sea de reproducir una energía y más existan, más facil es de contagiarse y volverse a reproducir, y más difícil es no desprender más y librarse de esas influencias. Sobre estas consideraciones de energías y nubes de energía me extenderé en otro post.

Volvamos de nuevo a los grupos de poder, a sus adinerados y manipuladores señores, a los amos del dinero y del mundo por lo tanto. Y es en este momento donde lo engajo todo y lanzo mi teoría: Considero que detrás de estos señores existe unas entidades (otros señores más o menos) más poderosos aún, a los que sirven los grandes apellidos, que necesitan de esas energías que desprendemos los seres humanos. Identificar a estas entidades es otro tema. Creo que los amos del mundo, hacen que el mundo esté en constante crisis mundial siempre para alimentar a estos seres ocultos. Les conviene un mundo de guerras, de sufrimientos, de dolor, para que se multipliquen las energías. ¿Se alimentan sólo de energías negativas? No, también se alimentan de las positivas. Por eso les conviene que la gente prueba el sufrimiento, para que intenten salir de él y ser felices. Lo que pasa es que la felicidad es momentanea y vuelven a ser infelices de nuevo, mientras tanto, estas entidades se han alimentado de todo el proceso, más que nada porque la felicidad que se busca siempre es artificiosa, lejos de la espiritualidad. No nos engañemos, un señor feliz rezando a su dios tambien desprende energías “comestibles”, es otra cosa. Entonces, ¿qué se puede hacer? En principio parece que estamos condenados, ya que siempre, hagamos lo que hagamos, sintamos lo que sintamos, pensemos lo que pensemos, en apariencia, todo desprende energía “comestible”; sólo se puede hacer una cosa: aprender a manipular nuestra energía. ¿Cómo se hace? ¿Qué quiero decir? Debemos aprender a manipular todas las energías y convertirlas en amor. Porque estas entidades toman las energías de todo tipo, fruto del egoísmo, pero no pueden tomar energías del amor. Un sentimiento de felicidad te lo puede dar comprarte un último modelo de coche o conseguir un título universitario o incluso tener un hijo, pero eso no significa que se desprenda de tí amor. Debemos convertir todos nuestros actos, sentimientos y pensamientos en un acto de amor: trabajar por amor, sufrir por amor, llorar por amor, reir por amor, procrear por amor, tener sexo por amor, comer por amor, pensar por amor, rezar por amor, etc.  Si pensáis en estas palabras detenidamente os daréis cuenta la cantidad de energía egoísta que desprendemos siempre, muchos veces confundida con amor, pero que no lo son, que son fruto del egoísmo. Las energías del amor, las nubes del amor, destruyen las nubes restantes negativas, si la cantidad es la idónea, esa es la única forma de destruir por inanición a esos seres. ¿Por qué la energía del amor es la más poderosa? Basta hacer una breve reflexión con los sentiminentos, los cuales casi todos, más o menos compiten por imponerse, dependiendo de su fuerza ganan unos u otros, por ejemplo, un sentimiento de miedo puede ser facilmente vencido por el hambre, pero si es pánico el sujeto en sí puede morir de hambre, pero el amor vence al hambre, al miedo y al pánico, usad la imaginación y veréis como tengo razón: una madre por sus hijos lo vence todo, por ejemplo.

Resumiendo, esas entidades, que están por encima de los amos del mundo, se alimentan de energías humanas, sean estas cuales sean, más negativas (sufrimiento, odio, etc.) o más positivas (felicidad, saciedad, placer, etc.), pero no pueden alimentarse de amor, la cual destruye o transforma las anteriores.

Volviendo a los grandes señores del mundo, amos y servidores del dinero, se ve que sus planes, a parte de hacer que desprendamos energías de tipo egoista para alimentar a las entidades ocultas, es hacer que vivamos anonadados para no despertar y darnos cuenta de la necesidad del amor. El sistema de gobierno mundial último, que es la provocar sufrimiento, y el constante deseo de felicidad, por salir del sufrimiento y obtener lo que se esperanza, está llegando a una étapa final, está en su cénit, lo que no quiere decir que la cosa vaya a mejor. Se deduce que la humanidad entrará en una especie de apocalipsis, del que saldrá tantas energías como para emborrachar a estas entidades. Pero se corre un peligro, el deseo de salir del sufrimiento y el de la búsqueda de la felicidad, que conlleva encontrar felicidad egoista casi siempre, y volver a sufrir posteriormente, es un círculo vicioso del que se puede salir, difícil pero no imposible, porque el individuo puede despertar y darse cuenta de la trampa, y comenzar a manipular sus propias energías. Esas entidades, y sus siervos, los amos del mundo, preveen construir un “mundo feliz”, quizás con unas cuantos miles de millones menos de seres humanos, los suficientes, donde la gente no tenga necesidades, las enfermedades sean facilmente curables, haya saciedad de alimentos, etc. un mundo feliz y controlado, donde la gente no desea salir de ese bienestar. Esa felicidad dará energías a las entidades y poder supremos a los amos del mundo, ¿quién en sus cabales desea dejar de ser feliz? Ese es el futuro que el espera a los supervivientes de la humanidad, ser ganado, felices en sus cuadras y dando energías a sus amos. Con este sistema futuro será casi imposible despertar del anonadamiento y sentir amor y manpular nuestras energías. Bueno, se preguntarán muchos, que si tiene pareja e hijos, ¿cómo no van a sentir amor? Porque la educación inculcada desde la cuna nos hará estar contentos, satisfechos, felices, pero no sintamos amor real por nuestra pareja, hijos, padres o amigos. Ese mundo futuro pone los pelos de punta, es casi peor que el actual. Aún así, si alguien o unos cuantos, siente amor verdadero, serán tan pocos que no tendrán fuerza significativa, en ese mundo tan sistemático y controlado. La cuestión está que para despertar se necesita activar muchas facetas del ser humano, el mental, el sentimental, el espiritual, etc.

La energía es manipulable cuando se está despierto, la energía se manipula del siguiente modo: supongamos que un individuo siente un terrible dolor por la pérdida de un amigo, en principio su dolor es egoísta, “me he quedado solo”, “¿qué voy hacer sin él”, etc. supongamos que este ser es un despierto, lo que haría es pensar y a la vez sentirlo de corazón mientras lo piensa, “está sin mi”, “¿estará solo?”, “¿me necesitará?”, etc. es decir, ha cambiado el dolor de un sentimiento de soledad por un sentimiento de amor; en este caso, si además, cosa obvia en un despierto, cree en al supervivencia del ser depués de la muerte, cambiará su sufrimiento egoísta por uno de amor facilmente, pues sabe que no lo ha perdido, que está con él, pero no fisicamente. Esto es un pequeño ejemplo, que vale para todo. Hacedlo todo por amor, con amor, ese debe ser el motor que debiera mover nuestro ser.

Acabando ya, cabrían preguntarse muchas cuestiones: ¿quienes son esas entidades?, ¿hay otras entidades positivas?, ¿cómo se comunican con los amos del mundo?, ¿pertenecen a esta dimensión?, ¿son ETs o demonios?, ¿se podría luchar de otra forma contra esas entidades?, ¿si eres feliz para qué quieres despertar? Estas preguntas las contestará en otra ocasión.

 

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Cultura, Economía, Empresa, Espiritualidad, Globalización, Guerra, Nuevo Orden Mundial, Reflexiones, Religión, Sociedad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s