Crisis Terminal del Sistema Financiero Global

Adrian Salbuchi

Es interesante la reflexión que hace Adrián Salbuchi en su web:

Crisis Terminal del Sistema Financiero Global

Copio literalmente el contenido del enlace aquí:

Crisis terminal del sistema financiero global

Sep 26th, 2008 | By asalbuchi | Category: General

Comunicado de Prensa No. 52 25 Sept 2008

OCURRIÓ LO INEVITABLE: Wall Street fundió el motor financiero global

Los eventos de los últimos días dejan al desnudo la inviabilidad, inmoralidad, y criminalidad del sistema financiero, bancario y monetario impuesto al mundo de desde hace décadas por quienes promueve la “globalización”, lo que ha permitido que un pequeño conjunto de personas acumulen inmenso poder sobre mercados, empresas, industrias, fuerzas armadas y naciones enteras, de una manera irresponsable y criminal.

Se trata de un sistema de poder global inicuo, pergeñado y diseñado en los centros de planeamiento geopolítico y geoeconómico privados al servicio de las estructuras de poder del Nuevo Orden Mundial – notablemente, sus think tanks (bancos de cerebros) privados como el Council on Foreign Relations (CFR fundado en 1919), la Trilateral Commission (fundada en 1973), la Conferencia Bilderberg (formada en 1954), y otros como el Cato Institute, American Enterprise Institute (AEI) y el Proyect for a New American Century (PNAC) (1).

Debido a la enorme complejidad del proceso que se está desenvolviendo en estos momentos, la enorme cantidad de información que se sucede día a día, y la dificultad aparente de prever desenlaces tanto globales como en nuestro país, es que sintetizamos a continuación algunos aspectos y datos clave que ayudan a armar este rompecabezas, a fin de entrever el verdadero rostro de este drama.

En verdad, como argentinos tenemos una enorme ventaja sobre otros pueblos incluso el norteamericano, por la sencilla razón que nosotros hemos sufrido en carne propia en los últimos años el flagelo catastrófico de sucesivas crisis hiperinflacionarias, colapsos sistémicos bancarios, cambios de moneda, canjes y mega-canjes, blindajes financieros, corralitos y corralones…

Un Modelo Falaz

· Finanzas versus Economía – El sistema financiero (que es el mundo eminentemente virtual, irreal y parasitario), fue diseñado para funcionar en forma crecientemente contraria a los intereses de la economía (que es el mundo real del trabajo, la producción y los servicios concretos).  A lo largo de las últimas décadas, las Finanzas y la Economía se fueron alejando una de otra, dejando de mantener una sana y equilibrada complementariedad, y pasando a ser crecientemente antagónicas.  Ello se refleja en el sistema actual que se basa sobre el concepto de DEUDA, lo que hace que la Economía Real siempre quede aprisionada y subordinada a los intereses y vaivenes de las Finanzas Virtuales.

· Sistema de Deuda – En materia de financiamiento de la economía con recursos genuinos, la doctrina liberal prevaleciente ha desplazado crecientemente al Estado en su función inalienable de utilizar la Moneda Nacional como instrumento de financiamiento de la economía, según los ejes de un Proyecto Nacional centrado en promover el Bien Común dentro de sus fronteras y defender el Interés Nacional ante fuerzas adversariales.  De ahí se entiende que hoy se haya transformado en dogma de las finanzas, el concepto aberrante de considerar que los bancos centrales deben mantenerse ”independientes” del Estado, lo que es una manera de lograr que los mismos se subordinan a los intereses de la superestructura bancaria privada en lugar de los del pueblo y la economía en su totalidad.  Estos es así en Argentina, y en otros países, pero en el caso de Estado Unidos resulta particularmente nefasto por cuanto su banco central – el Banco de la Reserva Federal (FED) – es lisa y llanamente privado en un 97% de su estructura accionaria (aún admitiendo que se trata de una estructura accionaria sui generis).  Al lograr la superestructrura bancaria privada controlar el banco central, pueden entonces imponer una aguda infra-monetízación de la economía que hace que nunca haya capital suficiente para satisfacer las necesidades de la economía real.  De esta manera, son los propios bancos privados los que logran transformarse en fuente primaria de crédito para toda la economía, activando así el muy redituable negocio de prestar dinero a interés, a menudo a tasas usurarias.  En lo geoeconómico (2), ello también ha servido para generar las enormes deudas públicas en países como la Argentina que también cayeron en la falacia de no saber utilizar su Moneda Nacional, y de adoptar torpemente todas las recetas neoliberales en materia de banca central, deuda y otros mecanismos monetarios, bancarios y financieros estructurados en forma contraria al interés nacional.

· Sistema de Reserva Fraccional – Este concepto bancario vigente en casi todo el mundo, permite que los bancos privados en su conjunto generen de la nada dinero “virtual” (o sea, anotaciones escripturales en cuenta corriente, caja de ahorro y líneas de crédito) en una relación de 8, 10, 30 o 50 veces mayor a la cantidad de efectivo que tienen en sus arcas.  Encima, cobran intereses y exigen garantías reales y realizables por ese dinero “inventado”.   La relación entre la cantidad de dólares o pesos en sus arcas, y la cantidad de crédito que pueden generar queda determinado por el banco central (recordemos: controlado por los propios bancos), se denomina encaje bancario. y refleja una previsión estadística de la porción de ahorristas que normalmente retiran su dinero en efectivo.  Lo que ocurre es que el concepto “normal” es un factor de psicología colectiva, íntimamente ligado a la percepción que tienen los ahorristas del sistema financiero en general, y de cada banco en particular.  Cuando surgen ”tiempos anormales”, o sea las consabidas y periódicas crisis que “explotan” repentinamente como ocurrió en la Argentina en 2001, u hoy ocurre en Estados Unidos, entonces TODOS los ahorristas corren a retirar su dinero.  Es entonces cuando descubren que el mismo apenas alcanza para pagar a unos pocos (y usualmente arbitrariamente beneficiados) ahorristas: para el resto no queda más dinero, con lo que se debe recurrir al seguro sobre los depósitos bancarios (en EEUU, cubre u$s 100.000 por ahorrista, que son asegurados por la estatal Federal Deposit Insurance Corporation – en la Argentina, recurrimos a las cacerolas…).  Todo gracias al fraudulento sistema de reserva fraccional bancaria.

· Banca de inversiones – En EEUU, los así-llamados “bancos comerciales” son aquellos que tienen grandes carteras de cuentas corrientes, cajas de ahorro y plazos fijos de personas y empresas (bancos como el CitiGroup, Bank of America, etc., y en nuestro país el Stardard Bank, BBVA y otros), suelen tener un encaje que les permite general 6, 8, o 10 dólares “virtuales” por cada dólar real que tienen en sus arcas.  Estos bancos quedan fuertemente fiscalizados por las autoridades monetarias del país.  Sin embargo entre los así-llamados “bancos de inversiones” estadounidenses y globales (aquellos que hacen mega-préstamos a corporaciones y Estados y tienen grandes clientes), hay mucho menor fiscalización y los encajes son muy, muy inferiores.  Ello les permite que por cada dólar real en sus arcas, puedan emitir 26 dolares “virtuales” (Goldman Sachs), 30 dólares virtuales (Morgan Stanley), más de 60 dólares “virtuales” (Merrill Lynch antes de su colapso el pasado 15 de septiembre), o más de 100 dólares “virtuales” en los casos de los colapsados bancos Bear Stearns y Lehman Brothers. (3)

· Sistema de canalización y transferencia – Otro concepto fundamental lo hallamos en la manera en que se canalizan las ganancias y se transfieren las pérdidas a lo largo y a lo ancho de todo el sistema, que hace que en tiempos de bonanza y de gigantescos ingresos (cuando el sistema crece, es estable y permite generar muchísimo dinero de la nada), todas las ganancias son privatizadas en favor de accionistas, especuladores, directivos, gerentes, “inversores, etc., dentro de las propias instituciones financieras.  Pero cuando el sistema se contrae, desestabiliza y entra en colapso, como ocurre hoy, entonces todas las pérdidas se socializan, siendo absorbidas por el Estado nacional a través de los más variados mecanismos de transferencia hacia el pueblo (en la forma de inflaciones, hiperinflaciones, colapsos bancarios, bail-outs, aumentos de impuestos, defaults, nacionalizaciones, etc).

· Los 4 Ejes del Modelo Neoliberal – En síntesis, todo esto conforma cuatro ejes fundamentales que operan de manera coordinada, consistente y complementaria cuyos números sin embargo, en el mediano y largo plazo, nunca “cierran”.  Sus periódicas crisis sistémicas son inevitables y absolutamente previsibles, sea en Argentina o en Estados unidos:

1. Astringencia Monetaria – generada a través de la banca central “independiente” que queda controlada por la superestructura bancaria privada, local e internacional;

2. Banca privada basada en el sistema de reservas fraccionales – que en su conjunto genera dinero virtual de la nada, cobrando intereses – a menudo usurarios – por el mismo, generando enormes ganancias para “inversores” y acreedores;

3. Deuda – concepto fundamental que “mueve” las economías privada y pública y que reemplaza el mucho más saludable concento de la reinversión empresarial y el ahorro individual.  Necesita promover entre los pueblos un afán de consumismo desaforado, y una falta de sentido de previsión y ahorro; (4)

4. Privatización de las ganancias /socialización de las pérdidas – como mecanismo de canalización y transferencia cuando los recurrentes ciclos llegan a su final inexorable y alguien tiene que pagar los platos rotos.

Algunos Datos y Conceptos

Resulta muy aleccionador recapitular sobre algunos de los hitos más importantes de los últimos tiempos que condujeron a la actual crisis terminal del sistema financiero global y que reflejan, con nombres concretos, lo que describimos arriba:

· Marzo 2008: Colapso del banco de inversiones Bear Stearns, adquirido por JPMorgan Chase a través de una linea de credito por u$s 30.000 millones otorgada por el Banco de la Reserva Federal (FED)

· Abril 2008:    Colapso del Banco IndyMac – Generación de un fondo de rescate de más de u$s 100.000 millones por la FED para estabilizar el sistema;

· Agosto 2008: Nacionalización de las dos mayores agencias tomadoras de carteras hipotecarias de EEUU – Freddie Mac y Fannie Mae – por la FED a un costo directo de u$s 200.000 millones, haciendo que el Estado asuma una cartera de deuda por u$s 5.400.000 millones;

· Septiembre 15, 2008 – Colapso del cuarto mayor banco de inversiones de EEUU, Lehman Brothers que sin embargo no fue salvado por la FED por considerar que sus efectos estaban lo suficientemente pautados.  Colapso del banco de inversiones Merrill Lynch que fue rescatado por el Bank of America a un costo de u$s 50.000 millones (extra-oficialmente aportados por la FED ya que el Bank of America no disponía de semejante cantidad para salvar a Merrill)

· Septiembre 17, 2008: Colapso de la mayor aseguradora estadounidense y mundial, American International Group (AIG), nacionalizada por la FED en un 80% a un costo de u$s 85.000 millones

· Septiembre 19, 2008: Henry Paulson (secretario del Tesoro y ex-CEO de Goldman Sachs), Bernard Shalom Bernanke (gobernador de la FED) y Christopher Cox (chairman de la Securities & Exchange Commission – la comisión de valores de EEUU) presentan al Congreso un plan de recate al mejor estilo de “blindaje financiero” por u$s 700.000 millones para evitar caídas bancarias adicionales a partir de la semana que viene, las que podrían hacer colapsar a todo el sistema bancario y financiero de EEUU y, por extensión, global.  La urgencia de los funcionarios y congresistas se nota sus rostros y el debate es enorme por cuanto este “blindaje” no es más que un cheque en blanco que se daría a Paulson y Bernanke para que con sus “superpoderes” a-la- Cavallo, hagan un amplio salvataje de los banqueros de Wall Street y los especuladores parasitarios.  El propio presidente George W Bush en su mensaje al mundo de 24 de septiembre, enfatizó de manera dramática la gravedad de la crisis.  Ante una pregunta a Bernanke de un congresista de cómo se arribó a esta gigantesca cifra de u$s 700.000 millones, el gobernador de la FED respondió diciendo que la misma representa el 5% (!!!) de hipotecas que según él son incobrables.  Sin embargo, analistas independientes estiman que esta cifra resultará absolutamente insuficiente, por cuanto la porción de hipotecas que se prevé son o serán incobrables – y que deben por ende ser pasadas a pérdida por los bancos – es mucho mayor: del orden del 10, 15 o 20 por ciento, lo que elevaría el monto del salvataje a cifras inimaginables.   No por nada, en su edición del domino 21 de septiembre pasado, el usualmente conservador diario “The Daily Telegraph” de Londres dijo que existen posibilidades concretas de que el propio Estado norteamericano termine declarándose en default sobre la totalidad de su deuda pública, hoy del órden de los u$s 13.500.000 millones.

· Los últimos dos bancos de inversiones que se considera siguen siendo ”sanos” – los muy respetados Goldman Sachs y Morgan Stanley – acaban de decidir que se transforman en bancos comerciales, aceptando así la mucha mayor fiscalización de sus operaciones por las autoridades bancarias.  Eso significa que deberán disminuir rápida y ordenadamente sus carteras de deuda generadas a través del sistema de reserva fraccional descripta arriba.  Como medida transitoria de emergencia, el financista Warren Buffet asumió un participación de u$s 5.000 millones en Goldman Sachs para ayudar a sanearlo, lo que es un indicio de la situación crítica aún de esta entidad bancaria.

· Notablemente, hay un gran “silencio de radio” respecto de la situación del mayor banco comercial de EEUU, sobre el cuál se vienen rumoreando grandes problemas desde antes de que se desatara la crisis actual: el CitiGroup. Un notable signo de interrogación…??

· Los grandes medios de prensa y opinólogos internacionales insisten en que estos salvatajes los pagará el “contribuyente estadounidense” a través de mayores impuestos, hoy y en el futuro.  Esto es apenas una parte de la verdad.  La realidad es que estos salvatajes sólo podrán pagarse con una aún mayor emisión monetaria descontrolada por parte del Banco de la Reserva Federal, lo que acelerará la erosión del valor del dólar.  O sea, el costo de este desastre lo pagará todo el mundo que tenga tenencias en dólares, y no sólo el “contribuyente norteamericano”

Desenlaces Previsibles

· La crisis que estamos viendo del sistema global financiero basado sobre el parasitismo y la usura, es terminal. No tiene solución a través de mecanismos y medidas estrictamente monetarias y económicas.   Si las autoridades norteamericanas se circunscriben únicamente a este plano, entonces un grave  colapso pareciera ser inminente.

· Una visión más pragmática de las estructuras de poder globales y estadounidenses, sin embargo, permite aseverar que EEUU no va a permitir así como así que esto le ocurra.  Para ello, creemos entrever la existencia de lo que podríamos llamar tres planes alternativos para hacer frente a la crisis, según escenarios de creciente gravedad e inestabilidad:

o Plan A (crisis de relativamente baja intensidad; se opera en el plano financiero) – Se sigue negociando en el Congreso el paquete de u$s 700.000 millones de blindaje financiero, logrando finalmente su aprobación en los próximos días, lo que permitirá que a partir del lunes 29 de septiembre, ese dinero se aplique como líneas de crédito de emergencia para asistir/salvar a aquellas instituciones bancarias que entre en crisis.  Ello incluirá a bancos medianos, a financieras como Washington Savings & Loans, a bancos extranjeros con operaciones en EEUU (HSBC, Barclays, Deutsche Bank y otros), y muy especialmente a los megabancos estadounidenses aún en pie como Goldman Sachs, Morgan Stanley y CitiGroup (que espera muy ansiosamente cuantiosos fondos frescos para no entrar en colapso).  Efecto inmediato: la crisis se podrá administrar en las semanas por venir a través de medidas y mecanismos mayormente financieros, al tiempo que se redefinen las reglas de juego en Wall Street.

o Plan B (crisis de mediana intensidad; se opera en los planos monetario y financiero) – El Congreso no aprueba o reduce drásticamente este paquete de blindaje financiero de emergencia y, a partir del lunes 29, se produce una nueva seguidilla de colapsos bancarios y de aseguradoras.  Entonces, EEUU (Tesoro y FED) declara manu militari una emergencia económica nacional e introduce un cambio de moneda – un “New Dollar” – que al revés que actual dólar tendrá respaldo en oro metálico homologado (o sea con la introducción de algún chip u holograma inviolable transformándolo en una suerte de “oro de reserva global” de alto valor).  Se declara un feriado bancario extendido para instrumentar el recambio de moneda, y para su transición se determinarán términos beneficiosos para aquellos bancos, empresas, ciudadanos y aliados preferidos (o sea, se les reconocerá Un “New Dollar” por cada dólar actual).  Luego, con determinados poderosos tenedores de dólares y bonos del tesoro, se negociará según claros intereses geopolíticos y geoeconómicos: por ej., China, Japón, Unión Europea, determinadas instituciones y empresas, podrán transformar sus tenencias en dólares actuales por New Dollars segun otras paridades (por ejemplo, 2, 3 o 4 viejos dólares por cada New Dollar).   Por último, al resto de los tenedores de dólares – ahorristas privados en todas partes del mundo, argentinos con dólares en el colchón, todo tipo de economías en negro, etc. – se les dirá que EEUU no tiene nada que decir oficialmente y se dejará que ”el mercado local e internacional determine la paridad entre el New Dollar y el viejo dlolar”.  Entonces, veremos a los cambistas locales ofreciendo 8, 10 o 20 viejos dólares por cada New Dollar…(5) Efecto inmediato: minimizar las pérdidas socializadas propias de EEUU y de sus aliados preferidos, al tiempo que se regionaliza buena parte de las mismas (o sea, se las exporta al resto del mundo).

o Plan C (crisis de alta intensidad; se opera también en los planos geopolítico y militar) – Las autoridades norteamericanas no logran superar la crisis con medidas financieras, monetarias y económicas, lo que resulta en creciente violencia social e inseguridad política para Estados unidos y sus aliados.  Ello obligará a plantear el tema en el plano geopolítico, probablemente ”pateando el tablero” en los ámbitos político, diplomático y militar, promoviendo una mayormente generalizada situacion de guerra global que permita derivar recursos, licuar los efectos de la crisis, imponer limitaciones estrictas a las libertades internas en EEUU so pretexto de la “grave crisis nacional”, intervenir militarmente en diversas partes del mundo, y movilizar al país (y aliados) en sus recursos materiales y en sus motivaciones psicológicas hacia la “defensa” ante el “enemigo”.  Uno de los efectos buscados sería el de volver a equilibrar la economía y las finanzas así motorizadas, a través de una re-intensificada industria de guerra.  Efecto inmediato: el probable disparador consistirá en algún ataque unilateral contra Irán so pretexto de su plan nuclear o, peor aún, algún bien orquestado mega-atentado de “bandera falsa” (auto-atentado de complejo planeamiento) en territorio estadounidense o contra intereses norteamericanos o de sus aliados en otras partes del mundo), que hará empalidecer el del 11 de septiembre 2001.  El mismo será entonces atribuido falsamente en los poderosísimos medios de difusión a Irán en particular, y al mundo musulmán en general lo que justificará una serie de ataques e invasiones.  Otra posibilidad es que este ataque unilateral contra Irán sea llevado a cabo por el Estado de Israel tras recibir la luz verde para iniciarlo, lo que luego arrastrará a EEUU en la consiguiente guerra.  También Rusia seguramente se verá involucrada, lo que tendrá el efecto de dividir y debilitar a la Unión Europea, especialmente en la volátil región centroeuropea.  Semejante incendio bélico iniciado en Medio Oriente será excusa suficiente para liberar totalmente las reservas petrolíferas en Alaska, justificar una invasión de los campos petrolíferos de Venezuela, y militarizar el Atlantico Sur en las zonas de reservas petrolíferas brasileñas y argentinas.  Seguramente, todo esto también involucrará a China y a la India y conformaría una situación de guerra mundial, hoy de difícil dimensionamiento y previsión..

Esta reseña apenas conforma un bosquejo de la situación de inusitada gravedad a la que se enfrenta toda la humanidad.  Su desenlace trastocará profundamente a todo el mundo.   La ofrecemos como una suerte de ejercicio en Risk Management (administración de riesgos) que pueda servir como punto de partida para un mejor planeamiento estratégico entre organizaciones privadas y públicas

Por más que la mediocre clase política argentina no lo entienda, sin embargo el pueblo argentino debe comprender que en este terrible Nuevo Orden Mundial, la Argentina se verá profundamente afectada.  No sólo por su amenazante desenlace, sino también porque no podemos dejar pasar importantes oportunidades que se nos presentarán en este peligroso y volátil proceso que implica volver a barajar las cartas del poder global.   Por ej., la Argentina y otros países podrían aprovechar un colapso del dolar y del sistema financiero global para licuar buena parte de sus deudas externas, en lugar de seguir pagándolas con recursos genuinos de la economía del trabajo, según lo vienen haciendo sistemática y subordinadamente los Kirchner.

Sea como sea, los días y semanas por venir serán los más trascendentes de las últimas décadas para todos los habitantes de la tierra.  Estemos alertas…

Movimiento por la Segunda República Argentina (MSRA)

Adrian Salbuchi

NOTAS

(1) Hemos descripto con amplios detalles cómo funciona esta estructura de poder privada global, en diversos artículos y libros, particularmente en los libros “El cerebro del mundo: la cara oculta de la globalización ” (Ediciones del Copista, Córdoba, 2003, 4ta. edición) y en “Bienvenidos a la jungla: dominio y supervivencia en el Nuevo Orden Mundial” (Editorial Anábasis, Córdoba, 2005).

(2) Concepto introducido por el CFR neoyorquino a través de su cátedra Maurice Greenberg, el mismo banquero que durante décadas condujo a la colapsada aseguradora AIG – American International Group.

(3) Datos extraídos de The New York Times, del 22-Sept-08

(4) Una parte notable de la crisis de Estados Unidos está dada por el enorme endeudamiento de sus ciudadanos con las empresas de tarjetas de crédito, hoy estimado en una deuda total del orden de u$s 1.000.000 millones, por cuyos saldos refinanciados se cobran en EEUU tasas de interés del orden del 20 a 30 porciento anual (informe de FoxNews,25 Sept 08).

(5) Este proceso lo describimos en mayor detalle en un ensayo titulado “Muerte y resurrección del dólar estadounidense”, disponible en www.asalbuchi.com.ar o puede solicitarse en forma gratuita a salbuchi@fibertel.com.ar.

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Corporación, Dinero, Economía, Empresa, Globalización, Nuevo Orden Mundial, Sociedad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s