De Profundis

¿Hay algún interpretador de sueños en la sala? A esta pregunta seguro que salta alguno, sobretodo psicólogo, presto a ayudar con su sapiencia. El que menos, seguro te puede decir lo que significa esto o significa aquello, y siempre, en nuestro círculo hay uno que presume de saber hacerlo, como suelo presumir yo.

Un símbolo, que es una imagen a la que se le saca un significado, puede ser muy diferente para uno como para otro, un toro por ejemplo, no es lo mismo el sueño de un toro para una persona que se dedique al terrible horror de la lidia, como para una ancianita que le da miedo estos bichos; tampoco es igual que lo sueñe un hindú, adorador religioso de estos animales, que un vaquero de Wisconsin. Para cada persona, una imagen o una situación onírica pueden tener significados diferentes. No obstante, depende del contexto, pues las imágenes oníricas tienen diferentes niveles de lectura: una lectura superficial, al igual que en la vigilia, una lectura profunda, propia de su subconsciente, y una lectura aún más profunda, producto del inconsciente colectivo. En la lectura superficial podemos decir que le da miedo los toros, en la profunda que está huyendo de enfrentarse con una situación en concreto y en la aún más profunda, donde el toro significa Tauro, Ápis, que está negando su yo interior. ¿Qué versión querrá escuchar el que pide ayuda en la sala? Probablemente la segunda, porque la primera ya la conoce, y la tercera le sonará a chino. ¿Qué versión es la cierta? Las tres. ¿Cuál le servirá más para su evolución? Pues mientras más profunda sea la respuesta mejor, en este caso la tercera, incluso una cuarta si la hubiera.

Efectivamente hay símbolos universales, propias de la mente colectiva, del subconsciente e inconsciente colectivo, que están al margen de pareceres individuales, pero que cualquier mente y corazón individual es capaz de captar, aunque sea de manera inconsciente. Ahora es cuando pongo el grito en el cielo y me rasgo las vestiduras: ¡Esto lo saben los publicistas! ¡Esto lo saben los diseñadores de programación! ¡Esto lo saben las instituciones creadoras de ideas que trabajan para los gobiernos y las corporaciones! Y llegado a este punto, ¿que quiere decir esto? Que nos hacen creer, sentir y pensar de manera inconsciente lo que ellos quieran, manejando el símbolo, el arquetipo, la imagen onírica.

Para poner un ejemplo ilustrativo, con permiso del interpretador de la sala, pondré el siguiente: “Dos torres, derecha e izquierda, que simbolizan la totalidad y la majestad, por sus dimensiones y su forma, simbolizan el progreso, el esfuerzo. Unos aviones, secuestrados, que simbolizan el poder de desición y el arrojo, contra la totalidad y el progreso. Torres que se hacen ver como el mundo que conocemos, destruidas por la manipulación negativa del mundo que conocemos. La destrucción total, como la carta del Tarot “La Torre” o “Casa de Dios”, por culpa de unos seres sin piedad, pertenecientes a una filosofía y una raza determinada. Conclusiones: los musulmanes están en contra de los occidentales y nos quieren matar a todos. Conclusiones: miedo a los musulmanes, capaces de estar y hacer en cualquier parte. Conclusiones: son enemigos y hay que destruirlos. Si los “moros” han sido capaces de hacer esto al pais más poderoso del mundo, qué no podrán hacer al resto, alabemos pues las decisiones de guerra del herido gobierno americano, y démosle una carta en blanco para que destruya nuestra libertad en aras de nuestra seguridad.”

Se juegan con la simbología para inculcar, a través de la televisión, la prensa, la radio, Internet, etc. sus ideas, y para que parezcan objetivas y nuestras, cuando son en realidad impuestas. La televisión sobre todo, es la bola mágica del poderoso para enviarnos los pensamientos que debemos tener. Nuestra psique rescata de lo más profundo el símbolo, el cual no conocemos, y lo lleva al profundo más relativo, que se intuye de algún modo y después hasta nuestra mente de vigilia, donde creeremos y sentiremos lo que han sembrado en lo más profundo. Es decir, y volviendo al ejemplo del toro, pondrán un toro en nuestra mente más profunda sin darnos cuenta, después pensaremos, aunque no demasiado claro, (para eso está el interpretador o publicista de la sala), que huimos de enfrentarnos a una situación en concreto, y por último, en la vigilia, en la vida cotidiana, sabremos que los toros son horribles, que nos da miedo, y que por lo tanto debemos ser defendidos; en otras palabras: “que le tiren cientos de bombas nucleares a esos terroristas musulmanes” Y esto se hace en cualquier terreno de la venta e inculcación de ideas ajenas, ya sea para vendernos un enemigo como para vendernos un Audi, ya sea para hacernos pensar de determinada manera, implicando un rol social, laboral, familiar y religioso, o ya sea para detener nuestra evolución mental. Lo peor de todo es que es muy difícil darse cuenta, la trampa está muy bien confeccionada, pero no imposible, para ello hay que aprender a dudar, a investigar y a encontrarse a uno mismo. El método de darse cuenta es fácil, la práctica no tanto, pues el secreto está en saber navegar por la profundidad de nuestras almas, llegar a lo más profundo y saber distinguir que es nuestro y que es ajeno. Acabando, sería como si al preguntar por un interpretador de sueños en la sala, contestásemos: “qué tonto, no me hace falta, si soy yo”.

Felices sueños.

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Cultura, Educación, Espiritualidad, Guerra, Política, Reflexiones, Religión, Sociedad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s