Sin Palabras

A veces se queda uno sin palabras, pero no es por falta de ideas o por no tener ganas, es porque es abrumador todo lo que se quiere decir, porque uno se siente abrumado, saturado, como si la expresión escrita o hablada fuese el final estrecho de un embudo, donde todas las palabras quieren salir juntas y a borbotones. Es limitado el lenguaje para poder expresarse, quizás ningún arte o ciencia sean capaces de hacer salir con claridad y belleza aquello que se lleve dentro. Quizás, solamente se pueda vislumbrar, intuir e imaginar, donde pocas palabras son muchas y donde pocas imágenes son una película.

Duelen en el alma los sucesos que acontecen en el mundo, en la palestra está el tema de Gaza, que quizás sea el que más prensa tenga, pero no deja de ser uno más, un tema más, un sufrimiento más. Cuando uno se asoma a la realidad barbara y cruenta, cuando uno mira desde la azotea de la distancia y ve cercanía en los acontecimientos de la calle, cuando el llanto y rechinar de dientes de aquellos que son hermanos, hijos de Dios, te hace llorar borbollones de fallidas palabras, de silencios y tragar de saliva, entonces uno piensa, uno grita: !Dios mío! ¡Dios mío!

Estoy cansado de ver sufrimiento, de ver ignorancia, de ver odio, de ver terror, de ver enfrentamientos. Cansado y hastiado… Hoy no tengo palabras, y si las tengo no son capaces de salir en condiciones óptimas.

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Espiritualidad, Guerra, Política, Reflexiones, Sociedad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Sin Palabras

  1. rbtigmol dijo:

    Hola:

    Quisiera exponer algo sobre esto muy brevemente. Largo y tendido he charlado sobre estas cosas con una persona muy especial, que yo considero como “mi oráculo”. Cuando acudo a ella, se que me dirá lo que quiero oir. Es dificil aceptarlo, cuesta, pero forma parte del trabajo interno.

    Y lo que ella me dice, es que en el fondo, este “no es nuestro problema”. Si ya se, me dirás un monton de cosas, pero en el fondo sabes que es así.

    Que no sea nuestro problema, no significa que no nos importe. Son cosas distintas. Lo que no debe, repito, no debe es afectarnos emocionalmente, porque eso es lo que se busca en el fondo.

    Asi que compañero, esto forma parte de nuestro camino y debemos aceptarlo como tal, como una enseñanza más.

    Espero que esto no ofenda a nadie, pues no es mi pretensión. Mas si a alguien ofendiere, quizas esa persona necesite sentirse ofendida para trabajar algo interno.

    Gracias.

    Me gusta

  2. joluvero dijo:

    Respeto tu opinión, pero no la comparto plenamente.

    Si lo miramos desde el punto de vista del karma y de la reencarnación, cada cual tiene lo que se merece o necesita y está donde se merece o donde necesita estar, de esto no tengo dudas. Por otro lado, creo que es un deber y una obligación espiritual, el sentir preocupación por el prójimo, se merezca éste o no lo que le esté pasando. Por un lado no es mi problema, pero por otro sí, pues es un problema de todos.

    Que una brizna se quiebre en lo más recóndito de una selva es una cuestión que debe importar a todos, ¡cuánto más lo que le sucede a un ser humano! Todo esta interrelacionado, todo nos afecta, y emocionalmente, como físicamente, como intelectualmente, como espiritualmente nos debe comprometer y ser una excusa para poder evolucionar.

    Creo que entiendo lo que quieres decir. Debes entender que yo sienta emocionalmente algo o mucho por los que estén en Palestina u otro sitio, o por el que vive dos casas más abajo, o por mi hermano, o por mi hijo o por otra persona, no hay distancias en esto, hay más o menos implicación, eso es todo.

    En resumen: debe afectarnos emocionalmente, lo que no debe es ser un freno en la evolución.

    Me gusta

  3. Pingback: Gaza: la blogosfera es un clamor « 14 de abril

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s