Cadena perpetua

A causa del asesinato de Marta se ha planteado la restauración de la pena de cadena perpetua, cosa esta que a vista de los familiares de la víctima es muy compresible y hasta poco, puestos en el lugar de los dolientes yo pediría el desollamiento público y decapitación posterior. El caso es que, aunque comprensible, no es viable en un estado de derecho, en un estado democrático sí, puesto que todo lo que se pueda votar es democrático, aunque no sea justo ni viable ni idóneo ni correcto.

La cadena perpetua va en contra del principio de reinsersión social y ya no digamos del principio cristiano del arrepentimiento y perdón, a vistas de un estado o gobierno moderno, cadena perpetua y cadena capital deben ser tomados con muchas retisencias, y mejor, ser negados. Otra cosa es que se cambie el código penal y se endurezcan las penas, y las políticas de permisos penitenciarios y las revisiones de penas, etc. En esto último hay posibilidad, incluso sería recomendable jugar, porque habría que proteger un poco más a las victimas y a las familias de las víctimas.

Todo ser humano tiene el derecho de cambiar y enmendar su vida, y de compensar con bien el mal hecho anteriormente, y creánme, ni muerto ni encerrado de por vida se les puede dar la oportunidad. Una posibilidad, quizás para contentar a todos, es instaurar una especie de cadena perpetua para ciertos delitos. Supongamos un pederasta o asesino violador de mujeres, da igual para el ejemplo, la nueva ley les daría unos cuantos años más de cárcel, siendo un porcentaje más alto considerado castigo por el crimen cometido, sin posibilidad de salir de la prisión por muy arrepentido que se estuviera, supongamos 2/3 de la condena o 3/4 de la misma; posteriomente solamente saldría de prisión si se demostrase que ha cambiado y que es una persona nueva, cosa que dictaminaría psiquiatras, psicólogos, jueces, otros presos, etc. En el caso que no haya cambiado permancerá en prisión aunque haya cumplido la condena impuesta por el juez.

Las decisiones hay que tomarlas en frío, en caliente lo dicho: guillotina. Y que conste que tal vez, casi con toda seguridad, todos los implicados se merezcan el peor de los castigos, pero digo yo, para animales ellos, el resto debemos dar ejemplo de civilización, convivencia y si me apuras, cristiandad.

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Educación, Política, Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s