En todas partes

Estoy un poco cansado, como cansado por los días,  como si hubiese llegado al final de algo y no quedase más por hacer. Sé que esta visión pesimista y drástica de la vida, de mi mida, no es cierta. Siempre queda y quedará una nueva etapa, un siguiente escalón, no importa como me sienta o lo que ande, siempre quedará ese escalón delante de mis pies. Tal vez es que no quiera pisar otro escalón. Algo estoy haciendo incorrectamente.

A veces me siento como atrapado en mi propio cuerpo, en el recinto de mi propia consciencia. Como pájaro enjaulado me siento, cierto que tengo alimento, protección, refugio, cuidados, amor, ocio, pero he tomado consciencia de mi propia jaula. Estoy preso, esclavo de mí mismo, del mundo, de la realidad. Me apetece volar, pero volar no puedo permitírmelo.

Tomar consciencia de sí mismo es sentirse vulnerable, atrapado, muerto en vida, es como una caminar por el Tártaro, un serpentear por el Hades, es lo que describiría San Juan de la Cruz: “la noche oscura del alma”. Y mira que pensé que pasé esta etapa de mi peregrinar por el almanaque. Pero cuando se tiene el bajón, sea por las circunstancias que sea, uno vuelve al rincón oscuro y desolado del que partió.

Sé que uno es completo, que uno tiene todo en sí, que uno vive ya en todas las dimensiones posibles, en todas las circuntancias probables, que es una cuestión de focalizar y centrarse en el mundo en que uno quiere vivir. Soy capaz de focalizar la noche oscura que viví y volverla a vivir porque en realidad estoy allí; también soy capaz de sentir la majestuosidad del Trono de Dios porque en realidad estoy allí. Este es el gran secreto y a la vez la gran consternación, que estoy en todas partes y que a veces solo miro una y en ocasiones a ninguna parte.

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Espiritualidad, Reflexiones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s