El silencio

Debiéramos amar más el silencio, contribuir a que se calle el ruido envolvente, y a poder escuchar el fondo, el lejano y auténtico fondo, más allá del ruido de los gritos, de los coches, de los electrodomésticos, incluso más allá de la naturaleza, oír incluso el movimiento de los astros a través del espacio infinito.

El silencio es un acto de humildad, no de consentimiento y sometimiento, que tales imposiciones son heridas al alma, un asesinato de la evolución. El silencio enseña, pues te abre los oídos, incluso los ojos, al aprendizaje. El silencio es la pauta a seguir. Sé que todos tenemos nuestras razones, nuestros ideales, pensamientos sobre un asunto u otro, que deseamos imponer nuestro criterio o ser alabados o considerados por lo que decimos. Sé que el que está en silencio es a menudo ignorado, incluso denostado por parecer lelo. Sé que en un mundo de ruidos y razones, el que más grita es el que se lleva antes el gato al agua, el que manda, el que dirige, el que se posiciona primero en el hogar, en el trabajo, en las elecciones, etc. Sé que vivimos en un mundo donde prima el ensordecedor ruido de la ignorancia y que cualquier conato de diferencia, de silencio sabio, es enterrado rápidamente bajo los escombros de los derrotados.

¿Quién gano la batalla de la verdad, del reconocimiento? ¿El que venció en la justicia y en la equidad? ¿El que nos acercó a la evolución espiritual? No, ganó quien no tuvo razón, salvo las suyas, quien no supo equilibrar, complementar, compartir. Ganó la batalla quien más ruido hizo, porque el calló, aquel que guardó sagrado silencio, fue pisoteado y olvidado.

Pero tengo esperanza, la fe que vencerán algún día los buenos, los santos del día a día, los sencillos, los humildes, los olvidados por las masas.

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Espiritualidad, Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s