Perder el tren

No sé ustedes, pero yo, a veces, muchas veces, pienso que cuando uno pierde un tren, es ya un acto balde e infructífero intentar pillarlo. Me pregunto qué debo hacer, si esperar a otro tren con el mismo destino, o echar a correr detrás del que perdí, o tal vez ni siquiera coger uno que vaya al mismo lugar. Una cosa es cierta, cuando pasa el tren, ése, el que se va, jamás volverá; pasará otro, quizás mejor o quizás peor, que vaya a la misma estación o a una más idónea; pero nunca será el mismo, será otro. ¿Quién no ha perdido un tren? Todos, en mayor o menor medida, hemos perdido alguno, yo muchos, soy consciente. Debiéramos aprender a no perderlos, pero el caso es que algunos nos sorprenden atándonos los cordones en el arcén, otros comiéndonos la merienda, otros en una atasco, incluso los hay que se confunden, dejando pasar el tren creyendo que no es el suyo.

En el amor pasa mucho lo de perder el tren, no ya en el amor apasionado de pareja, también en otros tipos de amores: filiales, paternales, amistosos, etc. En las oportunidades que la vida nos brinda, también perdemos el tren: trabajos, viajes, amistades, estudios, etc. Muchos no pueden soportar el sentimiento de perdida y frustración, viviendo acongojados, en silencio, o a grito pelado, con tristeza, hundimiento, dolor en el alma… Otros se alegran al perder ciertos trenes, con el paso del tiempo, porque los futuros les fueron mejores.

¿He de perder este tren? ¿Es mi tren? ¿Dónde me llevará? Algunos se montan al primer aviso: “¡Pasajeros al tren!” Otros, más rezagados, lo cogen en el último segundo, casi decapitando sus extremidades. Y los hay que jamás volverán a ver ese tren, otros sí, pero ése no.

Miro con nostalgia, con cierto apesadumbramiento, con la zozobra que da verse desde fuera sintiendo desde dentro, a los trenes que he perdido, sin saber si acerté o no. Algunos los perdí sin querer, me obligaron a perderlo, y a éstos también los miro con emoción, incluso con remordimiento de conciencia. Pero ya es tarde para enmendar el pasado, aunque no para llorarlo. Ya es tarde para desear lo que jamás volveré a tener, aunque no para un futuro, donde aprendida la lección sepa elegir.

Todo esto imprime carácter, desarrolla la personalidad, dice de qué madera estamos hecho; porque en definitiva somos… somos lo que tenemos y lo que hemos perdido, lo que somos y lo que no somos… somos un complicado páramo, donde coexisten la yermas hierbas secas y las más bellas flores… muerte y vida… sufrimientos y alegrías… desasosiego y esperanza.

Hay un tren que jamás me gustaría perder, que pido a Dios jamás perder, un tren que si pierdo no podría vivir, en el que todo en mí sería negrura y dolor: el tren del amor de mis hijos y el amor a mis hijos. Quizás algún que otro tren me produzcan sentimientos parecidos, que se pueda decir y sospechar que me han dejado destrozado; pero jamás se acercará al terremoto que podría producir perder, que produciría,  el tren de mis hijos. Efectivamente; y sé que para no perder ese tren, deberé estar alerta. Sé además, que mis hijos y yo vamos ya en el mismo tren, por lo que en este caso, el temor es que yo pueda bajarme en una estación anterior o que alguno de mis hijos se bajen en otra.

¿Cuántos trenes habéis perdido? ¿Qué tren jamás quisierais perder?

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s