Los tres pasos principales

Voy a definir brevemente los tres pasos principales o tres pilares principales en los que yo baso mi filosofía de vida, es decir, mi propósito y tareas en la vida, mis objetivos, aquello que quiero alcanzar y el modo que he escogido para hacerlo. Tengo otras clasificaciones al respecto, algunas bastante más complicadas y saturadas de información, no obstante, creo que la sencillez es la base de la sabiduría y que por lo tanto debemos partir de ella para poder obtener frutos. Veámoslo.

Primer paso: el conocimiento de Dios. Segundo paso: la humildad. Tercer paso: la fe. Todas dependen de todas, pero deben seguir ese orden o al menos simultanearse. El objetivo de estos tres pasos es alcanzar la iluminación, la redención, la corrección, la transmutación…, en suma, ser Dios.

El conocimiento de Dios. Partimos de la idea de que alcanzar el conocimiento de Dios es imposible, porque se define a Dios como inconmensurable y eterno, lo que conlleva la imposibilidad del conocimiento total; no obstante, es el trabajo del día a día en pos de ese conocimiento el que justifica este primer paso. No lo voy a conseguir pero lo voy a intentar. El camino se hace al andar. Es, pues, no una cuestión de metas, sino de medios, del conocimiento que se adquiere en el camino. Hacer el camino es este primer paso, mientras se aprende. Podría llamarse este primer paso: “El conocimiento” a secas, pero no es la idea, porque cualquier otro conocimiento no vale, puede ayudar, pero no vale, porque el enfoque se debe dar espiritualmente. Para adquirir conocimiento se debe aprender mucho, estudiar mucho, leer mucho, escuchar mucho, soñar mucho, jamás descansar. No se puede ser fanático, ni agarrarse a algo en concreto, se debe navegar entre tempestades de dudas, no en la seguridad de una brisa. En esta fase, el peor enemigo es la sensación de seguridad, creer que ya es suficiente y que con lo que conoce va bien. Cábala, hermetismo, cristianismo, teosofía, astrología, numerología, tarot, judaísmo, islam, budismo, filosofía, psicología, conspiraciones, ufología, parapsicología, arte, historia, biografías, literatura, física, matemáticas, etc. son ciencias o paraciencias que se tendrán que estudiar o tocar alguna vez, para ayudar a hacerse las preguntas adecuadas, para darse respuestas que satisfagan lo suficiente como para desaprenderlas e ir a otra cuestión. Es intentar alcanzar el conocimiento del todo, de Dios, es buscar definir a Dios, su creación, al ser humano.

La humildad. Es el segundo paso, que se va adquiriendo poco a poco en el paso anterior, hasta que alcanza su punto culmen en el paso tres. Si no hubiera humildad no habría forma de adquirir conocimiento, porque el orgullo te haría creer que ya conoces lo suficiente y que tu conocimiento es el verdadero. Por eso la humildad debe aparecer en medio del camino del caminante y acompañarle todo el trayecto. Imagina que estudias gran parte de tu vida, con esfuerzo, con ansias, costándote tiempo, sudor y hasta dinero, una determinada filosofía o religión, y que alcanzas tal cuota de conocimiento y sabiduría que los ángeles del cielo se te aparecen y te rinden loor; pues bien, la humildad te haría mantenerte con los pies en el suelo, te obligaría a mandar a los ángeles a hacer puñetas y a olvidarte de todo lo aprendido, para empezar a cuestionarte las cosas y volver a empezar con la noche oscura del alma. Sin humildad no se puede conseguir el conocimiento de Dios, porque la humildad es la que te dice de la imposibilidad de conseguirlo y la que te anima a que lo intentes sabiéndolo.

La fe. Cuando llevas toda una vida aprendiendo y desaprendiendo, cuando has tocado con la punta de los dedos el conocimiento de Dios y se ha escapado, como si fuera la arena de la playa, cuando ya no puedes más y te rindes a la evidencia, que no eres nada, que no eres nadie, que jamás llegarás a conocer del todo, cuando la humildad llegue a su momento cumbre, entonces te entregarás a Dios, te postrarás a sus pies en silencio, sin decir nada, sin pensar en nada, humillado por toda la vida, y dices como Aquel: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu, hágase en mí tu voluntad”; entonces, solo entonces, formaras parte de Dios, serás Dios, estarás en Él, tendrás el conocimiento, porque tú serás el conocimiento.

No creas que sabiendo los tres pasos puedes pasar al tercero, no podrás, deberás adquirir la experiencia de los otros dos, sin los cuales no llegarás al momento del salto de fe, el de la última exigencia de la humildad. Imagina que estás toda una vida aprendiendo a volar y cuando llegas a tu meta te encuentras que debes nadar, la fe es tirarte al agua, olvidándolo todo. Es el sacrificio mayor: “el que ama su vida la perderá”.

En resumen. Un primer paso que dura toda la vida, buscando la verdad, adquiriendo conocimientos. Un segundo paso que se va obteniendo poco a poco en el primer paso y lo acompaña hasta el final del mismo. Y un tercer paso, breve, pero intenso, que es para lo que uno se está preparando ( o no) en los otros dos pasos, sin los cuales no podría superarse: se debe tener un bagaje de conocimientos suficientes como para saber en qué punto estas y para desaprender, al menos, se debe haber aprendido algo antes, y se necesita de la humildad, con la cual, estás capacitado para tomar decisiones y hacer sacrificios.

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Cábala, Ciencia, Concienciación, Cultura, Educación, Espiritismo, Espiritualidad, Misterios, OVNI, Parapsiología, Reflexiones, Religión, Sociedad y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s