No Creo…

No creo en tu dios de madera,
ni en los golpes de tu pecho,
no creo en tus rezos,
ni en tu forma de inclinarte…
Tu altar no me llena,
ni tu tabernáculo me dice nada,
no creo en tu oriente,
ni tu norte ni en tu ruta,
no creo en tu fe,
no creo en tus esperanzas,
no creo siquiera
que tu creas de verdad.
Yo creo en el aire,
en la hierba, en el fuego,
en la tierra, en el árbol,
en el perro y el gato,
en las estrellas,
en las nubes,
en la madera que salió tu dios,
en la inspiración del que lo forjó,
en la tristeza y en el temor
que hizo que te inclinaras,
en el amor, en la fe,
en la esperanza,
en el espíritu, en la magia,
en el agua… en el agua.
Creo en Dios, sí,
creo, mucho, sin palabras,
sin artilugios, sin rituales,
sin iglesias, sin campanas,
sin mezquitas, sin sinagogas,
sin templos, sin montañas,
creo, mucho…
más, mucho más,
en silencio,
en la máxima ignorancia.

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s