La propiedad privada

Es tabú en todas pare cuestionar la propiedad privada, su adquisición, su posesión, su transferencia, etc. como si fuera un derecho inalienable al ser humano; sin embargo no lo es. El derecho inseparable del ser humano es a la vida, a la salud, a la protección, a la educación, etc. pero no a la propiedad privada. El concepto de propiedad privada está destruyendo el mundo desde hace siglos, milenios, ha hecho las guerras, los holocaustos, las hambrunas, las limpieza étnicas, las injusticias, etc. Y cuando digo propiedad privada no solo me refiero a la propiedad de bienes, de cosas, sino a la adjudicación de la verdad, creerse en propiedad de la verdad.

La cosa debiera ser así: yo no quiero un automóvil de mi propiedad, quiero el derecho al transporte; no quiero una casa a mi nombre, quiero una casa donde vivir; no quiero comprar libros o música, quiero poder acceder a los libros y a la música, etc. Es decir, abogar por el usufructo de todos los bienes y que sean propiedad de nadie. ¿Es esto comunismo? No, el comunismo puro aboga por la propiedad pública, es decir, elimina la propiedad privada que pasa a propiedad del estado. Yo abogo por eliminar la propiedad privada y la propiedad pública. Entonces, ¿de quién es la propiedad? De nadie, si acaso de la madre Tierra, de la Naturaleza. Ese melocotonero no es de nadie, pero todos pueden comer de él.

Si fuera así, como yo digo, entonces, ¿qué incentivo tendría la población para trabajar, para superarse, para conseguir objetivos, para triunfar? De nuevo nos topamos con conceptos que tanto verlos y ser aprehendidos, nos parece una herejía, una utopía o una locura cualquier otro. Si todos no tenemos nada todos tendremos todo. Yo abogo por trabajar gratis, sin cobrar, pero con el derecho facto de un hogar, de poder divertirme, tener vacaciones, estudiar, ir a un hospital, viajar, comer, etc. Si se hiciese como digo, todos tendrían trabajo y sería de poca carga diaria y semanal, y todos tendrían cualquier cosa que le hiciese falta.

Nos han enseñado que esto es imposible, pero esto lo enseñan desde arriba, desde la altas finanzas, desde el poder, porque necesitan mantener su poder sobre los demás, y nos enseñan tan bien que todos los de abajo nos matamos para que siga siendo así.

Muchos dirán que esto no puede ser porque habría caraduras que vivirían y disfrutarían de todo sin trabajar, sin esfuerzo. Pero no es así, porque llegado el momento de una sociedad de esa calidad, este tipo de personas no existirían o prácticamente serían cuatro gatos. ¿Por qué? Porque una sociedad tan avanzada necesitaría del concierto y compromiso de todos para conseguirse y mantenerse, y eso requiero años, siglos, de aprendizaje, de revolución interior.

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Economía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s