Somos hermanos

earth-1281025_1280

Todos somos hermanos y vamos en el mismo barco, por más que nos empeñemos en pensar los contrario o en hacer oídos sordos. Y ante tal hecho, lo que nos hacemos a nosotros mismos se lo hacemos a los demás, cualquier acto tiene una repercusión directa e indirecta en el prójimo.

Por más que me esfuerzo en entender qué lleva a un ser humano a afanar, a correr como poseso por el mundo, a acumular riquezas, bienes, mi cerebro no da abasto. No comprendo que uno deba usar más de lo que necesita o guardar más de lo que requiere. No entiendo a aquellos que, gracias a su talento o a su ignorancia, se hacen ricos. En este barco, en este planeta, limitado, donde lo que hay es lo que hay, tener más significa restar. No, no, tener talento, capacidad, no nos da derecho a tener más, nos da obligación de dar más, de enseñar más, de ser buenos samaritanos, de pasar salando. Porque somos hermanos, todos, por más que queramos ignorar este hecho.

Nuestra principal obligación como hermanos es hacer todo lo posible por llevarnos bien. ¿Qué querría un buen padre? Tener a sus hijos unidos, alegres, esperanzados. Los hermanos debemos sacar lo mejor de nosotros y mostrarlo. En el corazón humano hay mucha bondad, lo sé, pero se empeña en guardarlo bajo mil capas, y nada más muestra esa parte dolida, rota, que muestra odio, rencor. En lo más hondo de todos hay bondad, aunque parezca mentira a la vista de las tragedias y de las barbaridades. Somos capaces de los mejores sueños, no solamente de las peores pesadillas. Y aunque ahora, veo y lloro, miro y me desespero, y estoy más cerca de maldecir que bendecir, de huir que de creer, sé que todavía tenemos esperanza. Creo en el ser humano, creo en mis hermanos.

La risa, las lágrimas, la sangre, la música, el arte, la heroicidad, la belleza, todo eso nos une. Somos iguales, somos hermanos, somo libres. Sí, somos eso, lo que pasa es que no lo vemos, no lo sentimos, no lo percibimos; porque necesitamos abrir los ojos y Despertar.

Despierta hermano, despierta…

 

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Espiritualidad, Reflexiones, Sociedad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s