El Santo Grial y el sentido de la vida

Buscar el sentido de la vida, hasta cierto punto es una futilidad y llegados a cierto punto es una paranoia sin sentido, sin embargo todos lo hacemos, de un modo u otro, más conscientes o menos, incluso inconscientemente. Buscar el sentido de la vida es una tarea más de nuestro organismo, de nuestra mente más bien, porque necesita comprender el por qué y el para qué, necesita sentirse vivo en la vida, necesita alejarse de la pesimista y negra sombra de la muerte, aunque muerte y vida vayan de la mano. Esa búsqueda siempre está presente, aunque no nos percatemos de su presencia. Ser animales tan avanzados, ser conscientes de nosotros mismos, de nuestras limitaciones, de nuestros sueños, de nuestra imaginación, de nuestras posibilidades, nos sitúa en una tesitura muy peliaguda en el mundo. Porque vivimos, es obvio, pero es una obviedad que escuece cuando no sabemos los motivos y cuando sentimos la plenitud de la vida misma, y vemos que somos seres mortales, que nuestros cuerpos son débiles, que acabaremos bajo tierra, bajo una lápida o en el crematorio.

Un de las defensas de nuestra mente para situarse bien en esa búsqueda, es engañar al ser humano con la sensación de haber encontrado el sentido. Ese engaño consiste en sentirse parte de un algo mayor que nosotros mismos, de un grupo, cuyas conexiones son evidentes, patentes con nuestros gustos, aficiones, reivindicaciones, físico, etc. Al sentirse compenetrados con otros, parte de otros, sentimos la vida con mayor plenitud. Esa falso hallazgo siempre ocurre en grupos mayores que el individuo, pero no ocurre a niveles universales, pues la búsqueda del sentido de la vida, ya que la vida es algo universal, debe ser universal, y eso requiere una búsqueda mayor, mayor que una etnia, mayor que una nación, mayor que una clase social, mayor que una familia, mayor que un club. La mente apacigua su frustración intentando que no busquemos más, pues si buscamos más nos sentiremos mal en esos grupos porque veremos que son excluyentes, ya que la vida, que es universal, no es excluyente. Cuando buscamos de verdad tenemos que ser conscientes de la muerte, y aceptarla como algo más, no como el final, como un proceso que vivimos.

No es que la mente sea esa perra mala que nos gobierna, el hombre es dueño de su mente, debe ser dueño de su mente, no la mente dueña del hombre. Pero al igual que nuestro organismo, se defiende, se posiciona, nos avisa, nos trastoca, enferma, pero para que nos demos cuenta y rectifiquemos, para que nos podamos sanar. Buscar el sentido de la vida es buscar el sentido de nuestra propia vida, y si no lo conseguimos vivimos en un estado depresivo. Ese estado es necesario para mirar mejor en nosotros mismos, pero ordenamos a nuestra mente huir, buscar soluciones rápidas. Esa orden es aceptada rápida, nos hace, por ejemplo, meternos en un taller de cerámica, o un club de fans, o coleccionar sellos, o jugar al tenis, etc. Y nos conformamos ahí, en esa nimiedad, teniendo una falsa sensación de satisfacción, de pertenecer a algo mayor que nosotros.
Curiosamente, cuando logramos hallar el santo grial, el del sentido de la vida, el verdadero sentido, estamos en el mayor grupo de todos, del universo completo, aunque a veces eso requiere estar solo, físicamente hablando o emocionalmente hablando. La búsqueda del santo grial requiere de heroicidad, de valentía, de sacrificio, porque casi siempre se hace solo, en los terribles abismos de nuestro interior. Pero cuando bebes del grial, cuando experimentas su poder, su esencia, nunca más te sentirá solo, porque sabes a ciencia cierta que estas con todo, en todo, que eres Todo.

¿Por qué es una futilidad, una paranoia sin sentido? Porque la búsqueda debe hacerse al revés, no debemos buscar el sentido de la vida, porque nos presentaría miles de formas falsas del sentido. Debemos rechazar lo que encontremos, siempre, porque el sentido auténtico supera cualquier cosa que seamos capaces de encontrar, debemos buscar sin querer buscar, el santo grial viene a nosotros cuando vemos que es un imposible y nos damos por vencido. Esto es difícil de explicar y de entender; pero es así.

Debemos vivir y vivir, adorar la vida y respetarla, es lo primero, eso requiere amor a nosotros mismos y a los demás, que en cierto modo son también nosotros mismos. A lo largo de nuestra vida sentiremos la necesidad de encontrar el sentido, y aparecerán muchos sucedáneos, pero deberemos rechazar esa autosatisfacción que nos conduciría al estancamiento. No quiere decir que no debamos pertenecer a grupos menores, eso quiere decir que debemos tener miras mayores, no excluyentes, pues vivir la vida requiere de amor y el amor no excluye, como la vida misma. Vivir y vivir, amar y amar, y el sentido de la vida aparecerá, dentro de nosotros. Lo sabremos cuando seamos capaces de ver lo vivo y vernos en lo vivo reflejado como en un espejo. Y si sentimos esa depresión, esa tristeza, deberemos mirar al interior y trabajar para conocernos a nosotros mismos, para colocarnos en esa situación en la que deberá colocarnos: sentirnos parte del universo.

grial8

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Espiritualidad, Misterios, Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s