El maestro y la antorcha

Un maestro es un ser que lleva una antorcha dentro de un mundo subterráneo y oscuro de laberínticos corredores y pasadizos. Un buscador, un luchador, un guerrero, un navegante de esa oscuridad también lleva su antorcha, pero es una que ilumina menos que la antorcha del maestro. Los discípulos o buscadores se apegarán al maestro, irán a su lado. Pero el buscador debe saber que el maestro es otro buscador, con una antorcha más luminosa, pero que cada cual tiene su propio camino. Debe saber que no debe estar siempre con el maestro, que debe aspirar a que su antorcha ilumine más y no le haga falta la del otro. Debe saber que lo importante es su propia luz, que por ello no debe descuidarla y abandonarla de modo que se apague. ¿Qué pasará cuando el maestro decida ir por otro camino, un camino que no es el del discípulo? Que el discípulo tiene dos opciones: se queda solo, sin luz propia ni ajena, perdido por completo, o sigue a su maestro, aunque ese no sea su camino. Normalmente eligen seguir al maestro, pues el sufrimiento de la soledad absoluta, de la oscuridad total no la aguantan, prefieren una luz ajena, para ellos inservible, que estar sin luz. Lo ideal hubiera sido acompañar al maestro mientras tenían el mismo trayecto y aprovechar para que su antorcha estuviera tan viva como la del otro. Pero si llega al extremo descrito es mejor caer en la oscuridad total, en la “muerte”, para poder resucitar con una luz grande y continuar su camino. ¿Cuál es el camino correcto de cada buscador? Aquel en el que la antorcha cobra vida, se ilumina más. La antorcha, al final de su viaje, iluminará tanto que parecerá de día y cuando llegue a la salida, verá que todo tiene la misma intensidad.

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Espiritualidad, Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s