El pequeño asno

Había una vez una familia de asnos, que vivían a las afueras de una gran ciudad, y eran felices pastando en la granja de un buen hombre. Pero no todos los asnos eran felices, había uno que se sentía pequeño, feo y que nadie lo quería. Aunque sus padres le decían que era guapo y fuerte, él, al compararse con sus hermanos, más altos y esbeltos, se sentía triste.
—Mamá, estoy triste, mis hermanos se mofan de mí, dicen que soy ridículo, que nunca seré un gran asno.
—Tus hermanos te lo dicen de broma, ellos te quieren.
—Pero no me gustan esas palabras.
—Vale, hablaré con ellos.

Aunque habló con sus hermanos, el pequeño asno seguía siendo el hazmerreír de todos, sobretodo porque se lo tomaba muy mal y le daba demasiada importancia a sus engreídos hermanos.
—Mírame a mí, soy fuerte y grande, todos me quieren —decía el hermano mayor.
—Y mírame a mí, soy veloz —decía el siguiente.
—Tú nunca serás un gran burro, nadie te querrá montar y confiará en ti.

Un día, llegaron unos hombres, con muchas risas y alegres cánticos, y entre todos los asnos escogieron al pequeño asno, al modesto y humilde asno. Todos le dijeron adiós, pensaron que al ser tan poca cosa, el amo se iba a librar de él.

Un día hermoso y soleado, a lo lejos, lo vieron pasar, sobre su lomo llevaba a un tal Jesús de Nazaret, al Rey de Reyes, que se dirigía a Jerusalén.

Desde aquel día, los hermanos del pequeño asno fueron más humildes y el pequeño asno fue famoso, por su modestia y humildad.

Enseñanza: hay que ser humildes, la grandeza está en la humildad. No se debe menospreciar nunca a nadie, aunque todos piensen que no vale ni valdrá jamás, aunque todo apunte a que esa persona no tiene valor ni futuro, porque multitud de veces se ha comprobado que los modestos, los raros, los callados, los ignorados, han sido los más importantes. Los últimos serán los primeros.

(Extracto de Pequeños cuentos, Grandes enseñanzas, en preparación)

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Cuento, Educación, Libros, Reflexiones, Religión, Sociedad y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s