Zombi soy o no

Todos los días, tras el ruidoso silencio, tras el silencioso ruido, uno despereza todo cuanto arrastra de Morfeo, y se adentra en el turbador mundo. Apenas disfruta uno o sufre en el otro lado, en aquel lado, sucedáneo de la muerte, que ya te arrancan desde esta orilla. Cual si cayeras en un abismo sin fondo, cual abrieran la tapa de una caja y te tiraran de los pies, el mundo de los muertos vivientes te reclama. Sí, zombis, seres todos sin vida; pero con ávida hambre de consumir. Atrás queda la zona de los vivientes muertos, de aquellos que en el sueño vivimos, sea de día o de noche.

Arrastrado por obligaciones, amontonados por mí y por los días, los hilos de la marioneta se mueven, unas veces más, otras menos. Y se repite el ciclo, como las olas en la playa, como el circuito de la Luna, como el amanecer y el atardecer, como las estaciones, día a día, sin sentido tal vez, o con un sentido oculto a mis ojos, a mi sed.

¿Qué tesoro se halla en el yermo desierto? Sediento y desierto riman, coinciden casi todas las letras. No tenemos más tesoro que el propio sentido de la vida, ese Grial que se obstina en huir de nosotros, en hacerse invisible ante nuestra mirada, desconocido ante nuestras pesquisas, extraño, siempre extraño y esotérico aunque se muestre sobre la mesa.

¿Es esto o eso o aquello que quiero en mi vida, de mi vida, de la vida? Preguntas que como puñales se clavan sin piedad. Preguntar es peligroso, los muertos vivientes solamente tienen hambre y se mueven de un lado para otro, sin embargo no filosofan ni navegan por mares del alma, tampoco buscan sedientos en el desierto el agua que llevan dentro.

Como dicen los salmos o los proverbios o alguien -no sé ahora, ni importa-, “el saber te da sufrimiento, el desconocimiento felicidad”. Zombi soy, o vivo como tal, pero me doy cuenta de mi peregrinar, de mi carencia, de mis esperanzas. Voy, vengo, doy vueltas, hago, deshago, río, lloro, tiemblo, consumo al igual que ellos, zombi soy, pero ¿por qué tengo estas ansias, estos sueños, estos pensamientos…?

Es mi mente, mi mente, la que recorre universos; es mi corazón que se ansia en sentir lo indecible, lo inimaginable; mientras, en bipedestación mis huesos y músculos, con el mínimo empuje, con las ganas más adormecidas, deambulan, trabajan, y atrapan todo un torrente, cual rejas inviolables, en el cuerpo.

Un día más, tras el ruidoso silencio, o tras el silencioso ruido, busco cerebros para comer, en un mundo donde ya somos todos muertos vivientes. Si encuentro alguno me lo como sin hambre, porque ya no soy el mismo, ya no consumo como antes, ya soy un viviente en otro mundo. ¿Dónde está mi tesoro? Allí donde está mi corazón, mi mente.

Y sin embargo, sin embargo, sin embargo otra vez y de nuevo, mi mente está en todas partes, y mi corazón sintiendo, incluido en este putrefacto y corrompido cuerpo. Porque somos marionetas, pero también somos las manos que lo manejan, y los hilos, ay los hilos, son nuestro desconocimiento.

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Espiritualidad, Reflexiones, Sociedad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s