Planeta Prisión a la vista

Mi libro, Planeta Prisión, cuando lo lees pudiera parecer un libro pesimista, duro, desalentador, y esa sensación del lector es buscada, adrede, para advertir de los peligros que estando ya inculcados en la sociedad, pueden enquistarse aún más, de tal modo que llegará a ser un problema bastante grande, gigantesco.
El peligro es la dependencia absoluta a la tecnología, y cuando digo absoluta digo absoluta, sin medias tintas. Me refiero a la tecnología que sustituya o dé solución a problemas que se deben solucionar y paliar de un modo distinto. La tecnología no debe ser sustituto de la espiritualidad, ni del amor, de las relaciones afectivas, ni de otros aspectos afectivos y espirituales del ser humano. La tecnología debe propiciar, ayudar, ser bastón, pero nunca debe sustituir por completo esos aspectos.
No digo más para no destripar el libro, pero pese al pesimismo que pudiera estar impreso en sus letras, tiene encerrado un mensaje de esperanza, pues es un aviso y como todo aviso siempre se hace antes de que suceda, y eso nos da tiempo para enmendarnos.
Las redes sociales, Internet, la dependencia a estos medios, a estos modos, es cada vez mayor. Para mucha gente es la tecnología la dueña, no es la persona dueña de la tecnología. Basta con salir a la calle para darnos cuenta de ello: todos con la cabeza agachada en los móviles, todos grabando cada instante de su vida… En sus casas lo mismo, enganchados a la red, haciendo amistad o ligando con gente de otras partes, que mienten igual, más o menos.  O jugando con multitud de aplicaciones y redes de juegos. O creyendo todo cuanto tiene muchos seguidores o votos…
Hay un enorme peligro, está ahí, amenazando, y no nos damos cuenta porque nos gusta mucho. Tendría que escribir un libro completo sobre el tema para poder explicarme; pero no tengo tiempo para ello. Sirva de advertencia la novela. ¡Leedla posibles malditos!

En este enlace Planeta Prisión

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Concienciación, Conspiración, Cultura, Educación, Espiritualidad, Guerra, Historia, Libros, Narraciones, Naturaleza, Nuevo Orden Mundial, Política, Profecías, Psicología, Reflexiones, Religión, Salud, Sociedad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s