La dictadura de todos contra todos

En el momento que escribo esto, según el calendario gregoriano, estamos en el 2018; aunque yo juraría que llevamos muchísimos años y lo que queda aún en 1984. No, no me he vuelto loco ni mucho menos, no al menos por esto. Al 1984 que me refiero es al libro profético de Orwell, en este blog hay una post al respecto: 1984 George Orwell (Película en Español)

Vivir en una constante censura o pre-censura, válgame el palabro, es un sinvivir para aquellos que aspiran o desean transmitir sus pensamientos, ideas, inquietudes, y tienen auténtico pavor a las críticas beligerantes, a que le den miles de palos por todos los lados y a desentonar con la sociedad e incluso a penas privativas de libertad o multas. Ese miedo a expresarse mutila a los seres humanos con supuesta libertad de pensamiento, por lo que al final se impone la Neolengua y lo políticamente correcto.  Esa corrección extrema carga el lenguaje de eufemismos y la sociedad completa y sus medios de comunicación se ven envueltos de posverdad.

Cierto que tiene que haber un equilibrio entre la libertad de expresión y sus consecuencias por ser expresadas, esa libertad, por ejemplo no puede incitar o hacer apología del odio, no al menos directamente, pues cada cual puede interpretar unas palabras o un mensaje según sus ideas. El problema radica en que la libertad de expresión de unos pocos, gente poderosa, se impone a través de la manipulación de las masas a la de los demás, y lo demás, para tener hueco en este mundo, se unen al pensamiento que subliminal y descaradamente (de ambas formas) se ha impuesto. La célebre frase de Voltaire: “Proclamo en voz alta la libertad de pensamiento y muera el que no piense como yo“, es ideal para describir lo que sucede: la libertad de pensamientos de unos pocos, que ha contagiado a la mayoría, se convierte en la dictadura de las masas sobre las masas. No hay mejor forma de someter un país o al mundo que todos hagamos de policías de todos (pues creemos que hacemos bien) y todos pensemos lo mismo y no permitamos las diferencias sustanciales, penando de algún modo a todo aquel que se sale del tiesto o exprese un pensamiento radicalmente opuesto a lo impuesto o tiene visos de revolucionario.

El hecho es que clasificamos a todo el que se expresa de un modo distinto como peligroso, incitador del odio, terrorista, machista, xenófobo, racista, etc. por el simple hecho de no coincidir con la mayoría. Se mezclan verdades con mentiras, realidades con fantasía, para que todos piensen lo que se quiere que se piense. De ese modo, mezclando, se usan palabras como racista, por ejemplo, contra quién no lo es en realidad, con el peligro de que esa palabra pierda su verdadero significado, se escapen de la crítica los verdaderos racistas y pasen por malas personas quienes no los son de verdad. Al mismo tiempo, el sistema, dueño de la Neolengua, que sí es racista, machista, etc. pasa desapercibido y arroja toda su furia contra gente inofensiva para que desde abajo, pueblo contra pueblo, estemos entretenidos odiándonos, matándonos…

A mí no me da miedo que un personajillo bromee con un hecho escabroso, de mal gusto, tampoco me da miedo un mensaje en las redes haciendo apología de un delito, o que un cantante grite vivas al terrorismo o que un cómico haga chistes sobre un monumento o un político, esas cosas, junto a otras presuntamente más graves, no me preocupa, lo preocupante es que se metan a todos en el mismo saco, y por supuesto que nadie se dé cuenta que la sociedad está tan corrompida y podrida, permitiendo atrocidades, y que la inmensa mayoría vea con normalidad este comportamiento y pensamiento colectivo.

Es más cómodo, requiere menos gasto de energía, ir a favor de la corriente, pensar como piensa la mayoría, decid lo que dice la mayoría, sentir lo que siente la mayoría, dar likes a lo que todo el mundo le gusta y criticar con vehemencia lo que a nadie le gusta. Es más cómodo vestir como los demás, perfumarte como los demás, caminar como los demás. Es más cómodo no ir contracorriente, no posicionarte en un pensamiento o expresar algo que sabes de antemano no va a gustar. Y no va a gustar no porque todos sean unos librepensadores, gente informada y libre, y tú seas un rebelde inculto. No va a gustar porque la inmensa mayoría está programada, anestesiada, manipulada, por medios de comunicación, por tendencias culturales y contraculturales, por sujetos de las altas esferas políticas y económicas, y por un sistema que se retroalimenta. Por todo ello, dada la dificultad de ir contra todo, terminamos haciendo lo más cómodo: ser como los demás, pensar como los demás, sentir como los demás… y por castigar a todo aquel, persona o grupo, que no lo hace, ya sea con leyes, con menosprecio, con aislamiento, etc.

una-dictadura-perfecta-un-mundo-feliz-aldous-huxley

Definitivamente vivimos estancados en 1984, camino de Un mundo feliz (Huxley) o de Planeta Prisión. Cierto que hay bastantes salvedades, propias de la fantasía literaria, pero en cierta forma es lo que hay: manipulación sistémica y sistemática, y una lucha controladora de todos contra todos.

Para ilustrar mis palabras los vídeos de aquí abajo:

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de joluvero

Nací en Sevilla, en 1972, y resido en Las Cabezas de San Juan. Soy esposo, padre de tres niños, trabajador en una farmacia, profesión que compagino con mi afición a escribir. Escribo novelas, relatos, poesía, ensayo, todo desde un punto de vista espiritual y profundo, dándole a mis obras incluso varias lecturas paralelas. Me gusta hacer senderismo, andar por el campo, por el bosque, me gusta leer, escuchar música. Me gusta el misterio, lo paranormal, lo oculto, etc.
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Conspiración, Corporación, Cultura, Dinero, Economía, Educación, Espiritualidad, Globalización, Guerra, Historia, Libros, Narraciones, Nuevo Orden Mundial, Política, Reflexiones, Sociedad, Vídeos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La dictadura de todos contra todos

  1. Pingback: La gente conformista e ignorante | Joluvero’s Weblog

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s