Poesía

ACLARACIÓN PRELIMINAR SOBRE LA SERIE POESÍA INTERIOR

La serie de libros de poemas: Avatares, Despertares,seguiré con Cantos de amor y desamor y por último Retazos. Cada uno de esos libros es una recopilación, casi temática, de un periodo adolescente, juvenil, que clasifiqué como Poesía Interior.
Hay que tener en cuenta que en el momento que los escribí, en ese periodo, yo era muy religioso, no practicante de ir a misa y confesar; pero sí muy creyente, a mi modo, de creencias cristianas. También tenía ideas esotéricas, místicas, algunas al margen de las confesiones religiosas, otras no.
Con la edad he ido matizando, desdiciéndome, ratificándome, rectificando, avergonzándome y enorgulleciéndome de ciertos poemas. Para ser honestos he decidido no amortiguar ningún poema, ni disfrazarlos de lo políticamente correcto, ni corregirlos para parecer y aparentar. Aquel fui yo, quedó mucho de él y ahora soy yo gracias a lo que fui y a lo que dejé de ser.
Poéticamente hablando hay de todo, en estos libros. Hay poemas buenos, malos, pésimos y maravillosos. Sí, hay de todo, pero sobre todo hay mensaje, hay pena, hay llanto, hay esperanza, hay fe, hay sueños…
Os invito a leer con el corazón, a recitar con el alma, a mirar con inocencia y dulzura. Imaginaros a un niño buscando su camino en la vida, un niño que buscó el refugio dentro de sí al no hallarlo fuera, un viaje interior cargado de errores y aciertos, de soledad y de amargura, de éxtasis y revelaciones, de esperanza y fe. Imaginaros a ese niño creciendo, con la misma religiosidad, pero amaneciendo en su vida el amor profano, el deseo carnal, el romanticismo.
He creado una versión comentada, de la recopilación completa, para mis hijos y para todos; donde explico lo que sentía, lo que quería decir y lo que he dejado de sentir y decir en la actualidad.

ACLARACIÓN PRELIMINAR SOBRE PEDAZOS DEL ALMA

Pedazos del Alma es el quinto libro que escribí, después de los cuatros primeros pertenecientes a la serie Poesía Interior, aunque por amor a la verdad, casi debiera haberlo incluido en la serie, pero es ligeramente distinto. Pedazos del Alma es también intimista, religioso, amoroso, es un cajón de sastre o un batiburrillo cuyos poemas podrían haber estado en cualquiera de los cuatro primeros. Difiera en la edad conque lo escribí, ya casado, más maduro, y que en principio lo ideé como una agenda, donde cada día escribía un poema; pero claro, no lo cumplí, me saltaba días y otros escribía más. Por eso tiene cierto atractivo, el de saber qué se sentía en esos momentos.